Ir al contenido principal

RELATOS: El cuento del bambú japonés

Cuando un cultivador planta una semilla de este árbol, el bambú no crece inmediatamente por más que se riegue y se abone regularmente.  De hecho, el bambú japonés no sale a la superficie durante los primeros siete años. Un cultivador inexperto pensaría que la semilla es infértil, pero sorprendentemente, luego de transcurridos estos siete años el bambú crece más de treinta metros en solamente seis semanas.
¿Cuanto podríamos decir que tardó realmente en crecer el bambú? ¿seis semanas? ¿o siete años y seis semanas? Sería más correcto decir que tardó siete años y seis semanas. ¿Porqué? Porque durante los primeros siete años el bambú se dedica a desarrollar y fortalecer las raíces, las cuales van a ser las que luego de estos siete años pueda crecer tanto en solamente seis semanas. Además, si en algún punto en esos primeros siete años dejamos de regarlo o cuidarlo, el bambú muere.
Este cuento es similar a lo que nos pasa muchas veces en la vida. En general nos apresuramos y nos ponemos ansiosos si no logramos inmediatamente un objetivo. Muchas de nuestras metas, especialmente las más ambiciosas requieren tiempo y dedicación. También requieren que creemos nuevos hábitos, lo cual también puede llevarnos tiempo.
Muchas veces cuando no logramos inmediatamente nuestros objetivos, nos desanimamos y hasta lo abandonamos creyendo que no es para nosotros, que no lo merecemos, o cualquier otro pensamiento limitante similar. Imagina un cultivador que deja de regar el bambú japonés a los seis años y once meses. El mismo va a morir cuando se encuentra muy cerca de salir a la superficie. Un poco más de paciencia y perseverancia hubiera producido muchos frutos en poco tiempo.
Así como el bambú requiere perseverancia, lo mismo ocurre en la vida. A veces no vemos resultados por mucho tiempo, pero si nos mantenemos perseverantes, realizando acciones cada día que nos lleven a nuestro objetivo, tarde o temprano un resultado se va a manifestar, y cuando esto ocurra es probable que veamos todos los frutos de nuestro esfuerzo juntos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

CITAS: No somos responsables de las emociones, pero sí de lo que hacemos con las emociones. Jorge Bucay

No se trata de buscar culpables sino de identificar cómo te sientes ante ciertas circunstancias y aceptar que eres tú, el que te sientes así por ello. Y empezar a gestionar tu rabia, tus celos, tu ira o tu tristeza, porque las respuestas no están fuera créeme, sino en ti. ¿Estás de acuerdo con esta afirmación? ¿Si tú no te haces cargo de tus emociones, quién lo hará? ¿Los otros? ¿La situación? ¿Cómo gestionas tus emociones?

CITAS: Tu actitud, no tu aptitud, determinará tu altitud.-Zig Ziglar.

Tu actitud, no tu aptitud, determinará tu altitud.-Zig Ziglar. La fase tiene tres palabras que se diferencian entre sí por una única letra. Parece mentiraque una sola letra pueda tener tanta diferencia de significado. Según el diccionario de la Real Academia Española (RAE) el significado de estas dos palabras es el siguiente: Actitud: Disposición de ánimo manifestada de algún modo. Aptitud: Capacidad y disposición para el buen desempeño o ejercicio de un negocio, de una industria, de un arte, etc. De forma más breve Aptitud es tu capacidad para hacer algo, como de bueno eres en ese algo y Actitud es como de animado, de predispuesto te encuentras a hacer algo. ¿Puedes ahora entender mejor la frase?¿Puedes tú definir en este contexto la palabra“Altitud”?¿Tienes más “C” o más “P”?

CITAS: No camines detrás de mí, puedo no guiarte. No andes delante de mí, puedo no seguirte. Simplemente camina a mi lado y sé mi amigo. Albert Camus

No camines detrás de mí, puedo no guiarte. No andes delante de mí, puedo no seguirte. Simplemente camina a mi lado y sé mi amigo. Albert Camus
Cuando nos preguntamos con franqueza cuáles son las personas que más cuentan para nosotros, a menudo nos encontramos con que son aquellas que en vez de proporcionarnos muchos consejos, soluciones o remedios, han elegido proferentemente compartir nuestro dolor y tocar nuestras heridas con mano suave y tierna.Pero, en todo caso, todos esos brazos cercanos, esas vidas que se asoman a la mía, esos momentos que van tiñendo mi horizonte se vuelven parte del suelo firme en el que se puede construir una vida.
Inventa una frase que tenga el mismo significado que la cita que hemos trabajado hoy y compártela en el blog. (Recuerda seleccionar nombre/url e identificarte)