Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2017

FELIZ NAVIDAD

¿Te has vuelto loco? Me han dicho que vuelves a nacer cada Navidad. Hay que estar bien loco por algo así! No ves lo que está pasando entre nosotros? Las personas se pelean unas con las otras, envidiamos y queremos tener lo que tiene el otro, y un pueblo reduce al otro a la esclavitud; y extendemos la guerra a otras naciones, y no denunciamos la injusticia, y tantas cosas más ..Y tú quieres venir así, tan sencillamente! Porqué tú tienes un mensaje que se llama Evangelio. Si se eso que pretendes, Jesús, ven esta Navidad, otra vez. Hazte presente en mí, en mi casa, en mi escuela. Ven, sobre todo en lo más profundo del corazón.

PERSONAS Las persones mayores, las grandes olvidadas de la Navidad

Adopta un abuelo', la iniciativa que calma la soledad de los ancianos. En España hay 1.859.800 personas mayores de 65 años que viven solas y sufren con mayor añoranza en estas fechas la de compañía familiar. Adopta un abuelo es una organización sin ánimo de lucro que se encarga de juntar a personas mayores con jóvenes para que compartan su tiempo y sus formas de ver la vida. A priori algo sencillo, pero sin duda valioso. En enero de 2015, Adopta un abuelo consiguió firmar su primer acuerdo de colaboración con las residencias Sanyres (grupo Orpea). 16 voluntarios se incorporaron a su centro de Loretoen Madrid. Desde entonces, su actividad se ha extendido a otros dos centros de la capital española y a las ciudades de Santander, Pamplona, Ciudad Real y Granada. Además de contar ya con 204 voluntarios que han adoptado a 102 mayores. La evaluación de los efectos que Adopta un abuelo tiene en los mayores arroja resultados muy positivos. Tras el proyecto, sus índices de ansiedad y depres…

RELATOS: El cuento de Navidad de Charles Dickens (resumen)

El señor Scrooge es un hombre avaro, tacaño y solitario, que no celebra la Navidad, y solo piensa en ganar dinero. Una víspera de Navidad, Scrooge recibe la visita del fantasma de su antiguo socio, muerto años atrás. Este le cuenta que, por haber sido avaro en vida, toda su maldad se ha convertido en una larga y pesada cadena que debe arrastrar por toda la eternidad. Le anuncia que a él le espera un destino aún peor, y le avisa de que tendrá una última oportunidad de cambiar cuando reciba la visita de los tres espíritus de la Navidad. Scrooge no se asusta y desafía la predicción. Esa noche aparecen los tres espíritus navideños: el del Pasado, que le hace recordar a Scrooge su vida infantil y juvenil llena de melancolía y añoranza antes de su adicción por el trabajo y su desmedido afán de dinero. El del Presente hace ver al avaro la actual situación de la familia de su empleado Bob, que a pesar de su pobreza y de la enfermedad de su hijo Tim, celebra la navidad. También le muestra cómo…

¡A PENSAR!: A qué huele la Navidad?

Ciertamente la Navidad huele a muchas cosas, pero muchos aromas nos han embriagado de tal manera que a menudo nuestra pituitaria no es capaz de percibir sus olores auténticos. En casa, la Navidad huele a turrón y polvorones, a suculentas comidas, a botellas de anís y panderetas, a encuentros con aquellos que están lejos, a niños escribiendo cartas para pedir el oro y el moro, a familias que dejan a un lado sus rencillas por un tiempo y comparten la mesa, a recuerdos de la infancia, a musgo y espumillón, a calor de hogar… En la tele, la Navidad huele a sensuales perfumes, a juguetes, a cava, a lotería. Son la expresión de nuestros deseos de diversión, de atracción, de fiesta, de riqueza, de superar la crisis (o de olvidarla por un momento), de distraernos, etc. Y en ocasiones también huele a galas solidarias llenas de buenos sentimientos que se evaporan tan rápido como las burbujas de Freixenet… En la calle, la Navidad huele a consumo, a regalos, a compras, a señores gordos vestidos de ro…

hORArock:Do they know it’s Christmas ? / ¿Saben que es Navidad? Band Aid

Es Navidad, en Navidad no hay necesidad de tener miedo. Dejamos entrar la luz y se desvanece la sombra,
y en nuestro mundo de abundancia,
podemos extender una sonrisa de alegría,
lanza tus brazos alrededor del mundo en Navidad. Pero di una oración, y reza por los otros,
en Navidad, es duro,
pero mientras tú te lo estás pasando bien,
hay un mundo al otro lado de tu ventana,
y es un mundo de terror y miedo. En el que un beso de amor, puede matarte,
y hay muerte en cada lágrima,
y las campanas de Navidad que repican allí,                           son las atronadoras campanas de la fatalidad.
Esta noche, estamos estirándonos y os tocamos. Esta Navidad, lleva paz y alegría a África occidental,
una canción de esperanza si esta noche no hay esperanza.


Esta canción es un homenaje a todas aquellas familias de Etiopía que no tienen nada para comer, que mueren a causa del hambre y sin que nadie les ayude. Mientras el resto del mundo sólo se preocupa por celebrar la navidad con luces de colores, niño…

hORArock: Cero. Dani Martín

Todo lo que vimos se nos fue  Soñé que siempre iría al lado
Eso que inventamos ya no es
Ahora solo existe el pasado

Y me toca entender
Qué hacer con tus abrazos
Ahora toca aprender
Como dejar de querer
Saber borrarlo bien
Que igual que vino fue
Que hoy es CERO

Quiero
Que todo vuelva a empezar
Que todo vuelva a girar
Que todo venga de cero
De cero...

Y quiero que todo vuelva a sonar
Que todo vuelva a brillar
Que todo venga de cero
De cero...

Eso, desaparece y no lo ves
Ese regalo que la vida pone al lado
Dura lo que dura y ya se fue
Ni tu ni yo lo hemos cuidado  (estribillo)

La canción de Dani Martín "Cero" nos anima a mirar hacia delante después de haber cometido un error y prepararnos para empezar una nueva etapa de nuestra vida. Pero también lo podemos aplicar en otros ámbitos como por ejemplo cuando empezamos un nuevo año, un nuevo camino y a veces las cosas no salen como nosotros queremos; y como dice la canción no hay que rendirse, debemos continuar esforzándonos y luchando …

WITHIN me: Se un bambú hueco

Ponte cómodo/a y cierra los ojos. Respira pausadamente. Te invito a que te sientas un bambú: completamente hueco por dentro. Y, de hecho, éste es el caso: tu cuerpo es simplemente como un bambú, y por dentro está vacío. Tu piel, tus huesos, tu sangre, son todos parte del bambú, y dentro hay espacio, vacuidad. Cuando estás sentado con la boca completamente silenciosa, inactiva; con la lengua tocando el paladar superior y en silencio, sin temblar con los pensamientos, la mente observando pasivamente, sin esperar algo en particular, siéntete como un bambú hueco. De repente, una infinidad de energía comienza a verterse dentro de ti. Estás lleno de lo desconocido, de lo misterioso, de lo divino. Un bambú hueco se convierte en una flauta y lo divino comienza a tocarla. Una vez que estás vacío, entonces no hay barrera para que lo divino entre en ti. No necesitas hacer nada más. Simplemente te conviertes en esto, y todo lo demás sucede. De repente sientes que algo está descendiendo en tu vací…

PERSONAS: Los perseverantes

Thomas A. Edison (1847-1931) tuvo que experimentar más de 1.000 “fracasos” antes de inventar la bombilla eléctrica. Y Hellen Keller (1880-1968), quien quedó sorda, muda y ciega tras una enfermedad con poco más de un año de edad, no solamente logró aprender a comunicarse con los demás, sino que fue la primera persona sordomuda en conseguir un título universitario en los Estados Unidos. En general, persistir ante el fracaso es difícil, puesto que el fracaso produce una emoción desagradable que hace que las personas deseen dejarlo y mirar hacia otro lado. La persistencia requiere vencer esta tendencia a tirarlo todo por la borda.Y cuando pensamos sobre cuáles son las herramientas que se necesitan para lograr ser exitosos, una de ellas, es que hay que ser perseverante. La persistencia es mantenerse firme en algo, no darse por vencido nunca aún frente a retos difíciles. Seguir adelante con un sueño. No desalentarse pase lo que pase. Al leer las historias de vida de algunas personas perseve…

¡A PENSAR!: ¿Que ofrece la Navidad?

Hace más de un mes que me empezaron a ofrecer la navidad. Como siempre, es el supermercado donde hago la compra el primero que me lo anuncia: los sugerentes mazapanes, turrones y demás productos navideños. Después me lo dijo la televisión, quien me incitó a comprar todo lo que no necesito. Y el último anuncio hace unos días en los escaparates de las tiendas, y en las luces que “adornan” nuestras calles, por si no me quedaba claro. Son señales de que una navidad está cerca. Es tiempo de diversión y de desfase en una macro fiesta en la última noche del año que llevamos 364 días esperando. Tiempo de darte ese capricho que llevas tiempo esperando. Tiempo de ser el tío más importante por regalar lo último de lo último. Tiempo de engullir todo lo que haya encima de la mesa. Es tiempo de navidad. Junto a estas luminosas señales, hay otras más discretas, que nadie anuncia. Historias que hablan de aquella noche de Belén, de una Buena Noticia (en aquellos días y en el siglo XXI). Todo empezó con…

RELATOS: Perseverar

Un hombre tenia dos perros de caza en su patio. Una tarde, un pequeño bulldog llegó resoplando por el callejón y vio a aquellos grandes perros de caza. El pequeño perro resopló y pasó por debajo de la valla, ¡y comenzó la pelea! Hubo gañidos, ladridos, aullidos, mordiscos y arañazos y al final el pequeño bulldog regresó con una grave paliza. Al día siguiente se tumbó al sol, permitiendo que sus heridas de guerra se curasen. Pero la tarde siguiente, a la misma hora, llegó resoplando por el callejón, arañando la tierra mientras miraba desafiante. Se deslizó de nuevo por debajo de la valla y cargó contra aquellos dos grandes perros, y una vez más, se entabló la feroz pelea, y una vez más el pequeño bulldog salió golpeado. Día tras día, por la mañana, él se tumbaba al sol para que sus heridas se curasen, y en la tarde regresaba, arañando la tierra, decidido a ganar la pelea. Para el quinto día, los dos perros grandes le vieron llegar por el callejón, y ambos corrieron hacia el sótano de la…

RELATOS: El cuento del bambú japonés

Cuando un cultivador planta una semilla de este árbol, el bambú no crece inmediatamente por más que se riegue y se abone regularmente.  De hecho, el bambú japonés no sale a la superficie durante los primeros siete años. Un cultivador inexperto pensaría que la semilla es infértil, pero sorprendentemente, luego de transcurridos estos siete años el bambú crece más de treinta metros en solamente seis semanas. ¿Cuanto podríamos decir que tardó realmente en crecer el bambú? ¿seis semanas? ¿o siete años y seis semanas? Sería más correcto decir que tardó siete años y seis semanas. ¿Porqué? Porque durante los primeros siete años el bambú se dedica a desarrollar y fortalecer las raíces, las cuales van a ser las que luego de estos siete años pueda crecer tanto en solamente seis semanas. Además, si en algún punto en esos primeros siete años dejamos de regarlo o cuidarlo, el bambú muere. Este cuento es similar a lo que nos pasa muchas veces en la vida. En general nos apresuramos y nos ponemos ansios…

SPECIAL TIME: Comienza Adviento ... !!!

Esto nos abre el corazón! Hemos encendido la primera lámpara de la "corona"! Adviento es una época amable: tenemos ante nosotros (nos "adviene") la paz, la "santa y apacible noche", la calidez de la Navidad. Por otra parte, el Adviento es corto y tenemos la esperanza de que este año el Señor nos ayudará a "convertirnos", como pide el Profeta. ¿Esperamos? ¿De verdad que todavía esperamos "algo" !? ​​Por toda nuestras tierras, las ferias de Navidad, puestos figuritas, musgo y corcho ... niños y niñas, padres ... La TV ya hace días que ha comenzado sus anuncios amables, prometiendo "calor", "felicidad", cava, turrones .. . juguetes, reyes ... Anuncios ambiguos, propuestas a la vez buenas y mezcladas con el deseo de negocio de la "sociedad de consumo", mientras en el mundo y entre nosotros ¡tantos lo pasan mal! (Y por supuesto, entre algunos que escuchen o lean estas palabras ...!). ¿Qué esperamos que nos "a…

RELATOS: ¿A dónde voy?

Hecho un mar de dudas, el discípulo le preguntó a su mentor: –Maestro, ¿a dónde voy? -Depende de a dónde quieras llegar -repuso el preceptor. -¿Y de qué más? -Del esfuerzo que estés dispuesto a invertir. -¿Cómo medir ese esfuerzo? -Con inteligencia y valorando las circunstancias -apuntó el maestro. -¿Puedes ser un poco más preciso? -En ese caso escucha lo que voy a contarte. Maestro y discípulo tomaron asiento y el primero de ellos se expresó así: -Había un vagabundo que disponía de una vela y cuando necesitaba calentar la sopa, ponía la vela encendida debajo de la lata de comida y en unos minutos la sopa estaba caliente. Cierto día sucedió que al revolver entre la basura de un restaurante encontró varios paquetes de lentejas. “¡Qué suerte! -se dijo- ahora voy a poder invitar a mis amigos los vagabundos”. Se hizo con una gran olla y reunió bajo un puente a un buen número de amigos vagabundos para compartir el festín. Todos, sin duda, estaban deseando empezar a degustar el alimento, pero los minut…