Ir al contenido principal

RELATOS: Es preciso ir más allá

 Es preciso ir más allá
Durante toda su vida, Carmen había pensado en sí misma como una persona buena. De hecho, conocía a poca gente tan buena como ella. Nunca rompió ninguna regla en la escuela. Nunca golpeó ni lastimó a nadie en la escuela, ni provocó chismes. Sus calificaciones siempre eran aceptables y, en general, cumplía con todos sus deberes. No se metía con la ley ni andaba en lugares inseguros. En pocas palabras, era consciente del papel que le tocó jugar en su mundo y era bastante fiel a él. ¿Se le podría exigir más que eso?
Sin embargo, un día sucedió algo que no estaba previsto en su plan. Paseando por el parque de la ciudad, se sintió impactada por el enorme tamaño del roble que había junto al lago. Se quedó allí, admirando lo bello que era, a pesar de tener muchas cosas que hacer. De inmediato, le dieron ganas de ser como el roble: importante, imponente, impresionante y el más alto de todos. Pensó en lo buena que era y supo que iba por ese mismo camino: destacaría entre todas las demás personas por su inteligencia, por su rectitud, por su criterio, por la imagen de prestigio que ya se estaba formando a su alrededor. Sería como el gran roble y pasaría a la historia.
Pero entonces le pregunté a la joven: y, ¿qué es la grandeza?, ¿qué hace grande al gran roble ? ¿Es su tamaño, su forma, su color, su fuerza, su inamovilidad? ¿O es algo más? La invité a que nos acercáramos para estudiarlo mejor. A unos cuantos metros, la perspectiva era diferente: vimos sus frutos, que alimentaban a las aves; su sombra, que daba descanso a los viandantes, que era hogar para los nidos, almacén para los roedores y que daba estabilidad al suelo donde sus raíces penetraban. Entonces, ¿en dónde radicaba la grandeza del roble? ¿En que se veía espectacular o en que su presencia en el parque beneficiaba a los que lo rodeaban?
Muchas veces nos quedamos con la idea de grandeza de esta joven: tener éxito, ser carismático, ser admirado, tener poder y mandar. Es el sueño que nos hemos construido en la mente, es nuestra idea de una vida lograda, una vida feliz. Sin embargo, el roble nos interpela porque contradice la idea acostumbrada de lo que debería ser un humano. El roble, por su parte, nos recuerda que nadie se crea a sí mismo y nadie se basta a sí mismo, que necesitamos relacionarnos con el otro para crecer, que necesitamos ayudar y ser ayudados para ser felices. El roble, siempre dispuesto a dejar que otros se alimenten de sus talentos y capacidades, le dio a entender a Carmen que no basta cumplir con el deber de no causar problemas a los demás. Que es preciso ir más allá: es preciso servir.
D. Valera

Comentarios

Entradas populares de este blog

CITAS: No somos responsables de las emociones, pero sí de lo que hacemos con las emociones. Jorge Bucay

No se trata de buscar culpables sino de identificar cómo te sientes ante ciertas circunstancias y aceptar que eres tú, el que te sientes así por ello. Y empezar a gestionar tu rabia, tus celos, tu ira o tu tristeza, porque las respuestas no están fuera créeme, sino en ti. ¿Estás de acuerdo con esta afirmación? ¿Si tú no te haces cargo de tus emociones, quién lo hará? ¿Los otros? ¿La situación? ¿Cómo gestionas tus emociones?

CITAS: Tu actitud, no tu aptitud, determinará tu altitud.-Zig Ziglar.

Tu actitud, no tu aptitud, determinará tu altitud.-Zig Ziglar. La fase tiene tres palabras que se diferencian entre sí por una única letra. Parece mentiraque una sola letra pueda tener tanta diferencia de significado. Según el diccionario de la Real Academia Española (RAE) el significado de estas dos palabras es el siguiente: Actitud: Disposición de ánimo manifestada de algún modo. Aptitud: Capacidad y disposición para el buen desempeño o ejercicio de un negocio, de una industria, de un arte, etc. De forma más breve Aptitud es tu capacidad para hacer algo, como de bueno eres en ese algo y Actitud es como de animado, de predispuesto te encuentras a hacer algo. ¿Puedes ahora entender mejor la frase?¿Puedes tú definir en este contexto la palabra“Altitud”?¿Tienes más “C” o más “P”?

CITAS: No camines detrás de mí, puedo no guiarte. No andes delante de mí, puedo no seguirte. Simplemente camina a mi lado y sé mi amigo. Albert Camus

No camines detrás de mí, puedo no guiarte. No andes delante de mí, puedo no seguirte. Simplemente camina a mi lado y sé mi amigo. Albert Camus
Cuando nos preguntamos con franqueza cuáles son las personas que más cuentan para nosotros, a menudo nos encontramos con que son aquellas que en vez de proporcionarnos muchos consejos, soluciones o remedios, han elegido proferentemente compartir nuestro dolor y tocar nuestras heridas con mano suave y tierna.Pero, en todo caso, todos esos brazos cercanos, esas vidas que se asoman a la mía, esos momentos que van tiñendo mi horizonte se vuelven parte del suelo firme en el que se puede construir una vida.
Inventa una frase que tenga el mismo significado que la cita que hemos trabajado hoy y compártela en el blog. (Recuerda seleccionar nombre/url e identificarte)