Ir al contenido principal

AYER fue… El Día de la Madre


El Día de la Madre
¿Madre no hay más que una?
«Mi mamá es la más bonita del mundo». De esta manera tan contundente suelen expresar los niños lo que ven cuando contemplan a su madre. Una forma de dar a entender la relación única y absolutamente genuina que existe detrás de una palabra singular: 'mamá'. Esa mirada de los hijos es un auténtico regalo y la mejor cura para tantos miedos, inseguridades y estereotipos que acosan a la mujer desde el instante en que descubre que su ideal de madre perfecta comienza a desmoronarse casi desde el mismo momento en que se corta el cordón umbilical. El patrón moderno de la madre todo-terreno enseguida hace aguas cuando el cuerpo dice «basta» agotado tras largas noches en vela, visitas al pediatra y cambios de pañal. Todo ello, sin embargo, no es más que un aperitivo del apasionante y complejo mundo de una maternidad recién estrenada.
En el despliegue de amor hacia los hijos también se cuelan otras tentaciones: la madre clueca, excesivamente protectora, temerosa de la vida y defensora a ultranza de los derechos de sus hijos por encima de los otros; la madre guay, moderna, juvenil (al menos de apariencia) y siempre ‘al loro’ para ganar puntos en el afecto de los hijos; la madre psicóloga, quien se considera la única indicada para traducir los gestos y tratar las demandas de los suyos; la madre creativa volcada en crear un mundo amable y de fantasía que logre sortear al máximo el sufrimiento...
Pero caer en la cuenta de estos riesgos no debería generar madres desesperadas sino mujeres esperanzadas a quienes sólo les importa revelar un amor mayor, el de Dios, más allá de sus fragilidades. Así lo hizo MARÍA, la madre del Señor, en su gesta más grande: el 'hágase', con el que primó la acción de Dios y mostró al mundo que la convivencia con la debilidad es el caldo de cultivo de la gracia, ésa que los niños captan cuando, al mirar a su mamá, exclaman: «No hay otra como tú. Eres la mamá más bonita del mundo».  María Dolores López Guzmán


Comentarios

  1. Sin lugar a dudas la palabra MADRE, es grandiosa, muy poderosa.
    Últimamente una expresión habitual en mi lenguaje cotidiano es:
    ¡ MADRE MÍA !, otras veces:
    ¡ MADRE DE DIOS !...
    Las dos son muy importantes en mi vida.
    La que ha presidido mi hogar, mi familia se llama Trinidad.
    Tres personas en una, todopoderosa, tierna, dulce, acompaña, escucha, sin proteger en exceso, sin abandonar su misión. No puedo encontrar defectos en esa criatura tan hermosa.

    Mi madre del cielo, la llevo tatuada en mi alma, en mi piel. La miro para imitarla, como modelo de mujer, elegida por Dios.
    Su sencillez,
    su humildad,
    su armonía,
    su generosidad,
    su sí incondicional,
    su estar al pie de la cruz,
    su ser,
    su pureza,
    su protección.

    Os canto:
    Tengo en casa
    a mi mamá,
    pero mis mamás son 2,
    en el cielo está la Virgen,
    que es también mamá de Dios...
    Las 2 me quieren a mi,
    las 2 me entregan su amor,
    a las 2 las buscó y llamó,
    a las 2 las quiero yo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comparte tu opinión de manera responsable y evita el anonimato: Escribe tu nombre, el curso y el cole sg. Muchas gracias.

Entradas populares de este blog

CITAS: No somos responsables de las emociones, pero sí de lo que hacemos con las emociones. Jorge Bucay

No se trata de buscar culpables sino de identificar cómo te sientes ante ciertas circunstancias y aceptar que eres tú, el que te sientes así por ello. Y empezar a gestionar tu rabia, tus celos, tu ira o tu tristeza, porque las respuestas no están fuera créeme, sino en ti. ¿Estás de acuerdo con esta afirmación? ¿Si tú no te haces cargo de tus emociones, quién lo hará? ¿Los otros? ¿La situación? ¿Cómo gestionas tus emociones?

CITAS: Tu actitud, no tu aptitud, determinará tu altitud.-Zig Ziglar.

Tu actitud, no tu aptitud, determinará tu altitud.-Zig Ziglar. La fase tiene tres palabras que se diferencian entre sí por una única letra. Parece mentiraque una sola letra pueda tener tanta diferencia de significado. Según el diccionario de la Real Academia Española (RAE) el significado de estas dos palabras es el siguiente: Actitud: Disposición de ánimo manifestada de algún modo. Aptitud: Capacidad y disposición para el buen desempeño o ejercicio de un negocio, de una industria, de un arte, etc. De forma más breve Aptitud es tu capacidad para hacer algo, como de bueno eres en ese algo y Actitud es como de animado, de predispuesto te encuentras a hacer algo. ¿Puedes ahora entender mejor la frase?¿Puedes tú definir en este contexto la palabra“Altitud”?¿Tienes más “C” o más “P”?

CITAS: No camines detrás de mí, puedo no guiarte. No andes delante de mí, puedo no seguirte. Simplemente camina a mi lado y sé mi amigo. Albert Camus

No camines detrás de mí, puedo no guiarte. No andes delante de mí, puedo no seguirte. Simplemente camina a mi lado y sé mi amigo. Albert Camus
Cuando nos preguntamos con franqueza cuáles son las personas que más cuentan para nosotros, a menudo nos encontramos con que son aquellas que en vez de proporcionarnos muchos consejos, soluciones o remedios, han elegido proferentemente compartir nuestro dolor y tocar nuestras heridas con mano suave y tierna.Pero, en todo caso, todos esos brazos cercanos, esas vidas que se asoman a la mía, esos momentos que van tiñendo mi horizonte se vuelven parte del suelo firme en el que se puede construir una vida.
Inventa una frase que tenga el mismo significado que la cita que hemos trabajado hoy y compártela en el blog. (Recuerda seleccionar nombre/url e identificarte)